Mejorar tu autoestima es fácil

Mejorar la autoestima es fácil, y está al alcance de cualquiera. Pero ¿ya sabes qué es la autoestima?

Todos hemos oído habla de la autoestima, y de su importancia. Pero ¿realmente sabemos qué es, y sobre todo, como mejorarla para nuestro bienestar? Mejorar la autoestima es fácil, si sabes cómo.

Veamos dos ejemplos que ilustran perfectamente las dos situaciones más habituales cuando de autoestima se trata.

1.- Antonio tiene un examen de Historia al día siguiente. Está en casa estudiando, y su mente no para de darle vueltas. Sus pensamientos son del tipo “jamás lograré aprobar este examen, soy malo en esta asignatura, y el examen me va a salir fatal. No logro nada de lo que me propongo, nunca triunfaré en nada porque soy un mal estudiante. Voy a ser un fracasado”.

2.- Marisa está en su casa estudiando para el mismo examen. También tiene pensamientos en su cabeza, pero son distintos a los de Antonio. Marisa se dice a si misma que “soy una buena estudiante, inteligente y hábil, y voy a superar este examen gracias a que estoy estudiando mucho. Tengo la capacidad suficiente para superar este examen, porque soy una buena estudiante y trabajo mucho, y puedo lograr todo lo que me proponga si trabajo para ello”.

Tanto Antonio como Marisa se enfrentan al mismo examen, pero… ¿tú quién crees que tiene más posibilidades de aprobarlo?

Aquí entra en juego la autoestima. Como habrás adivinado, la de Marisa es alta, pero la de Antonio necesita mejorar mucho. Marisa tiene una imagen positiva de sí misma, mientras que la de Antonio es muy negativa.

La autoestima del pescador que piensa que tendrá éxito en la jornada. Imagen de Silvia Piñango en Pixabay

Como has podido comprobar, la autoestima no es más que la imagen que tenemos de nosotros mismos. ¿Simple, verdad? Pues sí, pero a la vez, complejo. De nuestra autoestima va a depender casi todo lo que hagamos en la vida.

A las personas con una autoestima alta, parece que todo les sale bien, mientras que a las que tienen una imagen negativa de sí mismas, todo parece salirles mal. Y de hecho, así es.

Porque nuestra autoestima nos condiciona para todo. Por ejemplo, con una autoestima sana, tendremos más confianza en nosotros mismos, nos sentiremos capaces de afrontar y superar nuestros retos, y eso se transmite, se irradia a nuestro alrededor, y los demás lo notan, lo perciben, y hace que también ellos se convenzan de que, efectivamente, podemos lograr todo lo que nos propongamos.

Por el contrario, las personas con baja autoestima, irradian la sensación de que no son capaces de nada, algo que el resto de personas perciben igualmente.

Las personas con una autoestima sana se sienten bien consigo mismas, aprecian su propia valía y están orgullosas de sus capacidades, habilidades y logros.

Las personas con baja autoestima sienten que no gustarán a nadie, que nadie los aceptará o que no son buenos en nada.

En algunas etapas de la vida de una persona, por ejemplo, en la adolescencia, es cuando más frágil es la autoestima, y sobre todo, cuando más dependiente es de la valoración exterior, de la valoración que los demás hagan de nosotros.

Con el paso de los años, la autoestima varía, pues recordemos que la autoestima no es más que el concepto mental que nosotros tenemos de nosotros mismos. La buena noticia es que podemos mejorar nuestra autoestima fácilmente.

Eso no quiere decir que no haya que trabajar. Claro que sí, es un trabajo continuado, pero está al alcance de todos y cada uno de nosotros.

Un error común es creer que nuestra autoestima depende de cómo nos valoren los demás. Y si bien es cierto que la valoración de los que nos rodean tiene cierta influencia en nosotros, la formación de nuestra autoestima debe depender enteramente de nosotros mismos, ya que no podemos estar supeditados a lo que los demás piensen, pues estaríamos sometidos a un continuo vaivén.

Una autoestima sana depende única y exclusivamente de nosotros mismos.

En el próximo artículo sobre autoestima te daremos una serie de trucos simples y muy efectivos para elevar tu autoestima de una forma sana y duradera.

Mientras tanto ¿te animas a dejarnos un comentario, y nos cuentas cómo trabajas tu autoestima, o qué haces para sentirte mejor?

Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com